Logotipo Jaraba Turismo

jarabaturismo
jarabaturismo
jarabaturismo
jarabaturismo

La exposición permanente de juguetes recortables  Eustaquio Castellano utiliza el papel para moldearlo, doblarlo, cortarlo, pegarlo y… transformarlo en un mundo infinito de imaginación.
La exposición mediante cientos de piezas y montajes, acerca a los niños y niñas el desconocido mundo de los juguetes de papel y recuerda a los mayores sus juegos de infancia. Una exposición para visitar en familia.
La exposición se organiza según el tipo de juguete recortable expuesto. Se recorre todo el proceso del recortable para disfrutar de su diseño en lámina y del arte de su composición una vez montados.

Breve historia del recortable

En el siglo XVIII, como antecesor del juguete recortable, aparecen las estampas de las obras teatrales que se venden como recuerdo de las obras de teatro, destinadas tanto a niños y niñas como a adultos. Se pegaban sobre cartón y se colocaban en perspectiva en un decorado.

En 1820, en Inglaterra, Francia y Alemania, se crean los primeros juguetes de papel. Se componen de un frontón de teatro con diversos decorados y series de personajes. Los personajes se pegaban en la punta de un palo, permitiendo así que se movieran por el decorado. De esta manera se podían reconstruir y volver a representar en casa los espectáculos populares de la época.



Los tres géneros básicos del recortable históricamente han sido: los soldados, las muñecas y las construcciones. Fuera de estas tres series quedan básicamente las escenas y los dioramas  en las que se incluyen personajes y elementos de mobiliario o edificios.

Soldados. El recortable de soldados, o los soldaditos de papel, han constituido uno de los materiales más sencillos y populares sobre los que a lo largo de más de ciento cincuenta años se ha proyectado la fantasía infantil.
Ha sido uno de los juguetes que ha estado continuamente presente en el universo de los niños y niñas hasta hace pocos años y ha servido como todo juego, para desarrollar la fantasía y la imaginación, nos sólo de los más pequeños, sino también de los adultos.


Muñecas. Alrededor de 1700 aparecieron en Francia las que podríamos considerar primeras ”paper dolls”, eran  figuras articuladas con diferentes trajes llamadas papins, y que estaban más cerca de las marionetas que de lo que hoy llamamos muñecas de papel.
A partir de 1800, fabricantes ingleses y americanos editaron muñecas recortables, aunque no fue hasta la segunda mitad del siglo XIX cuando se hicieron muy populares. Muchas de ellas representaban a personalidades de la época, tanto políticas como del mundo del espectáculo.


Construcciones. Castillos, monumentos antiguos, góticos o románicos, ambientes o edificios. Al construir una casa o un pueblo de un país lejano, los niños y niñas descubren aspectos de otras culturas, sus costumbres, sus hábitos, recrean acontecimientos, …



Durante años en la enseñanza se han utilizado juguetes recortables como recurso didáctico por numerosos motivos:
- Facilitan la obtención de conceptos mediante la observación de forma intuitiva y  la manipulación de los juguetes.
- Ayudan al desarrollo de determinadas capacidades, conectadas con el tiempo histórico y con el espacio (escala, planos, situación, orientación).
- Proporcionan acciones como: razonar, imaginar, crear montajes partiendo de un modelo establecido, montar y desmontar, representar acciones vividas o imaginadas…al ser juegos de construcción.
- Son un expresivo medio en que quedaban retratados muchos de los problemas, los acontecimientos, los desastres, las ideas, los eventos, los logros, las ilusiones y las formas de vida.
- Permiten soñara ala sociedad europea de XIX y gran parte del XX  con  sus espacios preferidos, construyendo los lugares que surgen de la literatura.
- Favorecen le juego simbólico, el juego de la imitación, de la simulación de acontecimientos imaginaos interpretando escenas más o menos reales. A través del juego simbólico niños y niñas aprenden a manifestar su afectividad y a controlar sus emociones a través del juego.
- Facilitan acciones como jugar en grupo, colaborar, expresarse verbalmente, imitar movimientos y acciones de los adultos, curiosear…



En los juguetes recortables podemos ver claramente la mentalidad de la época, el sexismo ha estado presente en el juego a lo largo de su historia, como representación de la propia sociedad.
Así como soldados eran destinados a los niños, las muñecas recortables motivaban a las niñas a reproducir los roles que se entendían como correctos y adecuados.A lo largo de la historia las muñecas modelo han seguido los criterios de moda del momento. Han representado incluso a celebridades de la ópera o miembros de las familias reales.

La iglesia parroquial de Jaraba, fue construida a finales del S.XVI, en estilo gótico tardío,  ocupando el solar de la antigua iglesia que se debía derribar, por mandato de Pedro Cerbuna, obispo de Tarazona.

El contrato de la obra se firmó el 31 de octubre de 1595 entre el Concejo de Jaraba y Martín  de Egurza, que fue el constructor, aunque de la finalización de la iglesia se encargaron Tomás de Lariba y Francisco de San Pedro. En el contrato se hacen continuamente referencias a términos arquitectónicos renacentistas, pero el proyecto original fue modificado un año después para abaratar el precio.

En el exterior apreciamos los materiales de construcción: mampostería de piedra y aljez(yeso natural), dejándose la piedra sillar para los cimientos, alguna cornisa y la portada.  Se aprecia el volumen de la nave central con su remate poligonal y el juego de contrafuertes.

La portada, de estilo renacentista,  asume el esquema de gran arco triunfal  dentro del cual se inserta el vano de la puerta,  delimitada por un arco de medio punto bajo entablamento y frontón, sobre el cual se colocan varios jarrones.

La torre fue también construida en el siglo XIX. Está formada por dos sobrios cuerpos de planta cuadrada de mampostería y sillería, el inferior ciego y el superior abre  vanos para el cuerpo de campanas.

En el interior presenta cabecera en ábside poligonal y nave única con cuatro tramos, dos cubiertos con bóveda estrellada y dos, hacia los pies, con bóveda de lunetos,  que corresponden a la modificación del siglo XIX, pues en el año 1846 se desplomaron la fachada y la torre debido a una tormenta y fue reconstruido por Juan Gimeno.
A la nave se añaden capillas laterales entre los contrafuertes, tres a cada lado, con  bóveda de crucería estrellada, salvo la tercera del evangelio , que es medio cañón, coro en alto sobre arco rebajado y torre en los pies en el lado de la epístola.

Retablo mayor. Obra del siglo XVIII, está constituido por un gran lienzo pintado que se abre a ambos lados.
La imagen central es la Transfiguración de Cristo en el monte Tabor, acompañado por los apóstoles San Juan, San Pedro y Santiago, y también Moisés y Elías. La escena está enmarcada por columnas salomónicas y dominada por el Espíritu Santo en forma de paloma.
En los lados están representados distintos momentos y escenas de la vida del Señor y de la Virgen, como la Adoración de los pastores, la Huida a Egipto y la venida de la Virgen del Pilar en el lado derecho. En el izquierdo los Desposorios de la Virgen y San José, la Adoración de los Reyes Magos y el bautismo del Señor en el río Jordán.
El Ático o cabezal aparece representada la aparición de la Virgen de Jaraba a los pastores.

Además se conservan varios retablos  entre los que destacan:

Retablo de la Virgen del Rosario. Obra de tipo herreriano, en madera, de  principios del siglo XVII (1600-1607) compuesto por tablas pintadas, y realizado por Felices de Cáceres por encargo de la cofradía del Rosario de Jaraba, en el cual la escultura  central de la titular es  del siglo XVII.

Retablo del Santo Cristo. El retablo de esta capilla tiene un hermoso Cristo en la cruz, obra de mediados del siglo XVI, de tamaño natural, tallado en madera y decorado a la manera de Calvario, con los atributos propios de la Pasión y Crucifixión.

 

Marzo 2020
Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
01
02
03
04
05
06
07
08
09
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
Volver